[REQ_ERR: 403] [KTrafficClient] Something is wrong. Enable debug mode to see the reason. Receta detallada en la web – Omahmode

Receta detallada en la web

Por tanto, es recomendable que no sólo nos centremos en llevar a cabo una dieta baja en sal sino también una dieta cardiosaludable para evitar que acabemos otras enfermedades que empeorasen la salud de nuestro sistema circulatorio y aumentaran nuestro riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular.

Para ello se recomienda llevar a cabo una alimentación rica en frutas, verduras y legumbres y baja en grasas saturadas. Es decir:

Evita los embutidos, los lácteos enteros, las carnes grasas
Consume de 3-4 veces a la semana como mínimo pescado
Escoge aceite vegetales, preferentemente aceite de oliva, para cocinar y aliñar tus platos.
Modera tu consumo de grasas escogiendo cocciones como hervido, a la plancha, parrilla, papillote, etc. y evitando o moderando los fritos y los rebozados.
Este tipo de dieta, además de ser cardioprotectora, por el consumo de verduras o frutas, aumenta el efecto diurético de una dieta baja en sal, lo que favorecerá igualmente una disminución de la presión arterial.

Llega a tu dosis de calcio: algunos estudios han relacionado una correcta ingesta de calcio con una correcta presión arterial. Por tanto, debes llegar a consumir 2 raciones de lácteos diarias, es decir, por ejemplo, 1 vaso de leche y 2 yogures.